Tarimas de madera

Las tarimas de madera son ideales para crear superficies lisas y uniformes en terrenos sólidos como cemento, asfalto o incluso sobre tierra y cesped. Ideales para terrazas exteriores y facilitar el acceso a clientes o personas de movilidad reducida.

Pedido mínimo: 6 unidades

               Transporte no incluido

                        Producto a fabricar

Más detalles

65,29€

Descargar

Descripción

Fabricadas principalmente para crear superficies lisas y uniformes en terrenos sólidos como cemento, asfalto o incluso sobre tierra y cesped. Ideales para terrazas exteriores y facilitar el acceso a clientes o personas con movilidad reducida.

Toda la madera utilizada en la fabricación de las tarimas, es tratada en autoclave. Con dicho tratamiento se consigue unas propiedades de durabilidad adecuadas para clase de riesgo IV, clase de penetración P9, descrita en la norma EN 335-1:1992 "Situación en la cual el componente está en contacto con el suelo y expuesto a una humidificación permanente. Protector compuesto por sales complejas de cobre y boro, libres de cromo y arsénico. Cumpliendo la norma DIN 6800 como protector de la madera contra  hongos e insectos xilófagos, de carácter permanente y no deslavable.  

Este tipo de tarimas están fabricadas con listones de madera de PINO FLANDES, pulidos y  cantos romos longitudinalmente por las dos caras. De esta forma no produce daños ni molestias en la planta de los pies descalzos del usuario. 

Los tornillos usados en nuestras tarimas son de Acero zincado (galvanizado). Este material es idóneo para resistir a las condiciones climatológicas más extremas. Colocados por la parte inferior de la tarima, quedan ocultos y evitamos de esta manera posibles daños a los usuarios, consiguiendo una superficie limpia de tornillos y clavos.  

Este sistema de unión y separación  entre tablas, proporciona un correcto asentamiento en el terreno,  y en caso de lluvia, una filtración adecuada de la misma. 

  

Recomendaciones de mantenimiento

La madera y sus derivados poseen un atractivo natural que no hace falta resaltar, si bien para mantener dicho atractivo es necesario realizar un mínimo de mantenimiento de los elementos de madera, expuestos permanentemente a los principales agentes degradantes, es decir, el sol, la humedad y el ambiente en la zonas expuestas.

En el caso de las pasarelas y tarimas que son instaladas en época estival (unos 5 meses al año), no es necesario ningún mantenimiento durante este tiempo.

Al final de temporada cuando se desmontan los módulos, es importante limpiar el exceso de arena.

Posteriormente se efectuara una limpieza en profundidad con agua dulce, ya sea por mediación de una manguera convencional, o aun mejor con agua a presión proporcionada por algún tipo máquina “Kärcher”. De esta manera eliminamos todos los restos de arena y salitre del agua marina.

Es importante almacenar el producto en un lugar seco y ventilado, exento de humedad y no expuesto directamente al sol y a la lluvia para evitar un deterioro acelerado del producto.

Para el mantenimiento de la madera, se recomienda anual o bianualmente (dependiendo del estado de la misma) la aplicación de regeneradores de la madera homologados, siguiendo las especificaciones del fabricante. Se utilizan para devolver a la madera su color original. Elimina el gris y devuelve a la madera envejecida su tono original.

  

Servicio de Descarga

Para descargar mercancía paletizada inferior a  2,4m de largo, será el transportista quien lo descargue mediante traspale  y siempre a pie de calle. El cliente deberá ofrecer apoyo personal para una descarga manual del paquete. No será obligación de la empresa de transportes el traslado del paquete al interior de jardines, locales o adentrar en la arena de la playa.

Será obligación del cliente revisar que el contenido del albarán se corresponda con la mercancía que se espera, examinar que el embalaje está en buenas condiciones, que el paquete no haya sido manipulado y esté en condiciones óptimas.

Si considera que el producto no viene en condiciones debe dejar constancia siempre por escrito en el albarán del transportista, explicando claramente la incidencia y tomar fotografías que reflejen el problema, y por último contactar con nuestra empresa.